Archivo

Archive for 14 abril 2011

5 razones para cambiarse de PC a MAC

Ha llegado el momento de desenterrar viejas rencillas, desempolvar viejas discusiones, las que tienen que ver con la elección de la plataforma Mac sobre la plataforma Windows o PC. Abordamos este asunto por la necesidad que existe cada vez mayor de ofrecer la oportunidad a los usuarios que se acercan al mundo de Apple de degustar la experiencia completa. Es decir, tenemos un iPod y es un buen producto, poseemos un iPhone y estamos convencidos de su calidad, entonces, ¿por qué no plantearnos la posibilidad de adquirir un Mac?

Es cierto que a simple vista hay algunas cosas que pueden retraernos de tomar esta sabia decisión. Por ejemplo tenemos el problema del precio, y es un asunto indiscutible que por unos cuantos cientos de euros tenemos un equipo PC que puede salir al paso de nuestras necesidades diarias mientras que comprar un Mac suele requerir un desembolso mayor.

También está el asunto de la cuota de mercado. También es incuestionable que hay muchos más PCs que Macs y este hecho puede hacer pensar a algunos que darían un paso atrás si se decantasen por un Mac, como si algo los desligara para siempre de sus amigos o familiares con los que hablan de ordenadores o con los que intercambian archivos y experiencias. Bien, a todos estos queríamos mencionarles las bondades, las ventajas que tiene poseer un Mac hoy en día, que podríamos resumir en 6 grandes aspectos.

1. Velocidad: Adquirir un Mac hoy en día, un equipo nuevo, supone estar en la cresta de la ola en lo que a velocidad y potencia se refiere. Sea que adquiramos un iMac con los nuevos Core i5, etc, o sea que nos conformemos con un MacBook Pro o MacBook Air, sabemos que contamos con una arquitectura de procesador que nos permitirá sacarle el máximo provecho a nuestro equipo durante muchos años. Esta ha sido siempre la filosofía de Apple, diseñar equipos con una buena permanencia en el tiempo. Es por esto que algunos de nuestros lectores poseen equipos con bastantes años y siguen usándolos como el primer día. Este motivo echa por tierra el pensamiento de que los equipos Macs son caros, son caros por su calidad y porque compramos lo último de lo último para que nos dure el doble.

2. Compatibilidad: Muchos temen que al dar el salto al mundo Mac se van a encontrar con muchas dificultades para compatibilizar archivos con los propietarios de PC. Todo lo contrario, en este asunto se podría decir que los equipos con Windows suelen presentar más problemas que los equipos Mac. Por ejemplo, nunca podremos instalar (de forma sencilla) un OS X en un PC, mientras que instalar una partición con Windows en un Mac es muy fácil. Será complicado convertir a formato .pages un documento de texto en un PC mientras que no hay problema para trabajar con .doc en un Mac. De modo que no es cierto que vayamos a tener problemas intercambiando información o documentos con nuestros amigos.

3. Usabilidad: Seamos sinceros, si nos gusta un iPod o un iPhone porque después de la primera semana ya lo manejamos como si llevara toda una vida con nosotros, imaginad lo que se puede hacer con un Mac. Y ya no hablamos del manejo del propio sistema operativo, sino del amplio abanico de aplicaciones que Apple ofrece y que son una auténtica maravilla, desde iWork hasta iLife, o sea, iMovie para creación de películas, Keynote para la creación de presentaciones y otros muchos productos están pensados para no requerir tiempo conociéndolos, en apenas unos minutos sabremos cómo actuar con cada uno de ellos, porque todo está a la mano, precisamente donde debe estar y lo que no vemos a la vista es simplemente porque no está.

4. Seguridad: Siempre se ha dicho que los Macs poseen mayor seguridad que los PCs y esos sigue siendo así a pesar de que los Macs han aumentado en cuota de mercado. La base Unix que poseen los hace mucho más inaccesibles para los archivos malintencionados. Para daros una idea de este asunto qué mejor que hablar de mi propia experiencia: tras muchos años peleando con los virus en mis PCs cambié a Mac hace exactamente 4 años y hasta el día de hoy no sé qué significa eso en el universo maquero. Pueden existir troyanos, es decir, algunos programas que se cuelen en nuestro ordenador para conocer algunos de nuestros hábitos, pero nunca hasta ahora he conocido un virus que quiera agredir al propio sistema.

5. Estabilidad: Olvidad los constantes formateos del disco duro para empezar de nuevo desde cero porque el sistema se ha hecho tan grande y pesado que es prácticamente incontrolable, esto no es necesario en Mac. Cuando borras una aplicación la borras de verdad sin que queden residuos que ralenticen al sistema. Las aplicaciones de Mac se instalan por separado, de manera individual, sin dejar pequeños plugins o programas almacenados o ejecutándose en otros lugares. Y, por supuesto, nos podemos olvidar también de los cuelgues del sistema que obliguen a reinicios no deseados.

Visto lo visto, considerando estos cinco aspectos, mi pregunta es: si ya estás familiarizado con el mundo de Apple, ¿a qué esperas para pasarte a Mac?

Categorías:Uncategorized
A %d blogueros les gusta esto: